Subastas

Una subasta judicial es un acto celebrado en un procedimiento judicial con la finalidad de obtener dinero para pagar la deuda reconicida judicialmente a favor del acreedor, vendiendo para ello los bienes embargados o hipotecados del deudor.
 
Las subastas judiciales forzosas se celebran conforme a lo dispuesto en la Ley de Enjuiciamiento Civil de 7 de enero de 2000, que introdujo muchos cambios respecto a la anterior legislación y por la reciente Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reformar la protección a los deudores hipotecarios, re-estructuración de deuda y alquiler social, que ha modificado diversos preceptos de la Ley procesal.
 
Según la Ley de Comercio "son entas en subasta pública aquéllas consistentes en la adjudicación del producto al comprador en el curso de una sesión pública convocada al efecto, donde el adjudicatario de los bienes será el ofertante que proponga un mejor precio"
 
Clases de subastas
 
Subastas Particulares
 

La lógica de la subasta supone la fijación de un precio que se fija como base y, a partir de la puja entre los interesados, comienza a subir. El producto en cuestión, finalmente, quedará para quien ofrezca la mayor cantidad de dinero. Estas subastas se realizan de forma voluntaria.

 Subastas administrativas o judiciales 

Es un acto celebrado en un procedimiento judicial con la finalidad de obtener dinero para pagar la deuda reconocida judicialmente a favor del acreedor, vendiendo para ello los bienes embargados ó hipotecados del deudor, se lleva a cabo de forma obligada. Las subastas públicas forzosas se celebran conforme a lo dispuesto en la ley de Enjuiciamiento Civil recogida en los artículos 643-654 sobre bienes inmuebles, en los artículos 655-679  para bienes muebles  y  el artículo 691 recoge los bienes hipotecados.

Organismos que realizan Subastas Públicas

  • Juzgados
  • Seguridad social ( Unidad de Recaudación Ejecutiva)
  • Hacienda ( Agencia Tributaria )
  • Ayuntamientos
  • Diputaciones
  • Etc
 Bienes suceptibles de subasta pueden ser:
 
 
Pleno dominio: se subasta tanto la propiedad como el uso de la misma.
 
Nuda propiedad: únicamente se subasta el derecho de propiedad, pero no el uso del bien, ya que dicho uso (usufructo) pertenece a otro persona.
 
Usufructo: sólo se subasta el uso y disfrute del bien pero no su propiedad.
 
Partes indivisas: no se subasta la totalidad el bien, sino una parte sin dividir o identificar (parte ideal) del mismo.
 
Derechos: Tales como derechos económicos a perdibir por determinadas causas. (Tales como rendimientos económicos a percibir por derecho de propiedad intelectual. Por ejemplo, ventas por una obra artística)
Si el bien existe en régimen de multipropiedad, se subasta la propiedad y el uso exclusivo del mismo en el periodo de tiempo del que disfrutaba el titular –ahora embargado- del mismo-.
 
Existe el llamado extinción de condominio, que es cuando dos o más personas son dueñas de un mismo bien. En este caso por ejemplo hermanos que tienen por herencia un bien, si unos de los propietarios quiere vender y los demás no quieres, puede hacerlo a través de la subasta judicial.
 
Si desea más información no dude en ponerse en contacto con nosotros.
 
 
 
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle la localización de nuestras oficinas y hacer un seguimiento analítico de las visitas. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Ver política de cookies